Runas

Las runas no dejan de ser las letras que componen los alfabetos rúnicos que se utilizaron, principalmente en Escandinavia, para escribir en las lenguas germánicas. Pero esta es la explicación más obvia y, por supuesto, es el nacimiento de uno de los métodos de adivinación más utilizados con el paso de los siglos.

Es tal la importancia que se le ha dado al alfabeto rúnico en la historia que llegó a formar parte de uno de los emblemas más tétricos y sanguinarios del siglo XX que no fue otro que el que representó a la SS (Schtzstaffel), conocida organización militar y política responsable, en buena parte, del genocidio nazi. Las runas también están presentes en nuestro día a día, aunque no seamos conscientes de ellos, como por ejemplo en el símbolo del conocido Bluetooth, llamado así por el rey danés Harald Blåtand, traducido al inglés como Harald Bluetooth, y que es la mezcla de las runas Hagall y Berkana, iniciales de este rey.

Las runas como método de adivinación consisten en una serie de piedras o piezas de porcelana grabadas con uno de los alfabetos rúnicos. En cada una de las piezas se grababa una de las letras de este alfabeto con un significado claro y diferenciado. En la antigüedad se llegaba a grabar la piedra con sangre para conferirle sus propiedades mágicas, pero hoy en día esta práctica, por suerte, ha desaparecido.

Aun así, el poder mágico que se le atribuye a estas piezas de piedra, cerámica o porcelana va mucho más allá del sistema de fabricación. Cómo suele ser normal en el mundo de la adivinación, la relación energética entre las piedras, el adivino y la persona que requiere sus servicios es mucho más importante que la procedencia de las runas.

En mi caso, tengo en mi poder un grupo de runas desde hace décadas que me han acompañado en muchos momentos de mi vida. Están grabadas en piedras y el lenguaje que elegí fue el Futhark antiguo, que consta de 24 runas y que es muy práctico para la adivinación ya que ofrece muchas posibilidades.

Runas del Futhark antiguo.

Existen muchos métodos de adivinación, pero es fundamental conocer dos de ellos. Lo primero de todo es aclarar que las runas son canalizadoras de energía por lo que es muy importante limpiarlas antes de su utilización. Yo empleo una tela de seda para limpiar cada una de las piedras antes de pasarle la bolsa a la persona que desea conocer su presente o su futuro. A partir de ahí y tras hablar unos minutos con esta persona decidiremos el tipo de tirada.

La tirada de una runa o de Odín. Es la más sencilla y utilizada cuando el tiempo juega en nuestra contra y necesitamos una respuesta rápida. Tras limpiar las runas y colocar un paño de seda sobre la mesa, cederemos la bolsa a la persona que nos requiere y esta extraerá una única runa que colocará sobre el tapete y que será la respuesta a una pregunta clara y concisa.

Tirada De la Cruz celta. Es mucho más precisa que la anterior y, por mi experiencia, me atrevería a afirmar que es la más precisa de todas las posibles tiradas. Aunque existen muchos métodos de lectura e interpretación, la asignación de las runas nos pertenece. Nosotros somos los que decidimos qué nos indica cada una de las piedras antes de la tirada. Normalmente, la cabeza de la cruz muestra el camino a seguir, la base de ella lo que nos atenaza. Las otras dos runas de la parte central muestran la dirección a seguir y las trabas en el camino. Los brazos laterales no son otra cosa que la forma de actuar y la reflexión que debemos hacer.

Tirada de la cruz celta.

Cómo siempre que se utiliza un método de adivinación, es importante tener claro que no se trata de una verdad absoluta que nos conducirá a tomar la decisión correcta. Tanto las runas como el tarot o la quiromancia deben servir para guiarnos en momentos de nuestra vida en que nos vemos superados por las adversidades, y el bloqueo mental nos impide tomar una decisión que no podemos ni debemos eludir en ese preciso instante.

Cómo seguiré recordando, las fuentes de la adivinación debemos hallarlas en nuestro interior. Esa es la verdadera esencia de la magia. Las runas son un instrumento que debemos afinar con nuestra energía y poder para poder arrancarle una bella melodía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s